La primera investigación encubierta en una incubadora industrial de pollitos en México

)

Pídele al gobierno de México que proteja a los animales

Revelamos lo que esconde la industria de la carne de pollo y el maltrato que ejerce hacia los pollitos recién nacidos.

En esta incubadora, alrededor de 3,000 pollitos son desechados cada día dentro de bolsas o botes, como si fueran basura, algunos mientras están aún con vida. Su muerte es lenta y llena de agonía y a menudo algunos polluelos mueren aplastados en el fondo de la pila.

Esta cifra se incrementa en la industria dedicada a la producción de huevos. Los pollitos machos que nacen en estas incubadoras se consideran “no rentables”, debido a que no ponen huevos y a que esta especie no crece lo suficientemente rápido para ser explotada por su carne. Por ello, la mitad de estas aves nace con una sentencia de muerte inmediata, por el simple hecho de ser machos. Las hembras, que conforman la otra mitad, serán explotadas toda su corta vida para poner huevos. Cuando disminuya la frecuencia con la que lo hacen, serán enviadas al matadero.

El gobierno debe proteger a los animales en granjas e incubadoras

Según la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, “Todos los animales tienen derecho a la atención, a los cuidados y a la protección del hombre”.

En tus manos está el cambio; pídele al gobierno de México que incluya normativas que protejan a los animales de la crueldad en granjas, incubadoras y mataderos. Pronúnciate en contra de esta crueldad y firma la petición.

Firma la
petición

Tus acciones ayudan a ponerle fin a la crueldad animal en granjas industriales e incubadoras.

Realiza acciones digitales en la red #YoMeUno para proteger a los animales.

Únete al equipo de voluntariado de Mercy For Animals.

Ayúdanos a viralizar esta información en Twitter con el #PollitosNoBasura.